QUÉ HACER CUANDO EL JEFE NOS PIDE SER ROBOT

Estos días han sido de mucho revuelo a nivel laboral, viendo y sobre todo evaluando actitudes de compañeros de trabajo, tratando en la máxima medida posible de respetar al jefe y encontrándome con una parte operativa que no anda como debería.

No sé ustedes, pero yo por mucho tiempo cuando inicie a trabajar, cuestionaba al jefe, decía si yo fuese jefe hiciera esto, armaría la linea de producción así, trataría a esta persona de tal forma, botara a tantas personas contratara a estos, en fin, una serie de reformas que se formulaban en mi imaginación y que daba pie para murmurar de mi jefe con mis compañeros de trabajo.

Luego, la sabia vida me da la oportunidad de liderar en el trabajo y entendí que no es tan fácil como lo imaginaba, muchas palabras me las trague, aunque lograba las metas propuestas era un desgaste mental, físico y espiritual muy arduo, entendí que un jefe no se cuestiona sino que se apoya, entendí tantas cosas que hasta hoy día pongo en práctica.

SER ROBOT O CREATIVOS EN EL TRABAJO

La gran pregunta que siempre me he hecho, tengo la dicha de haber sido criada por una mamá que me decía “sentido común para todo” y “no esperes a que te manden, haz siempre tus deberes” sino nos contratan para realizar actividades específicas es obvio que eso equivale a los “deberes” en el trabajo, entonces para mi la conclusión en este sentido es encontrar el equilibrio entre hacer el deber y aportar para el crecimiento de la organización donde estemos.

EL PAPEL FUNDAMENTAL DE UN TRABAJADOR

EL trabajador está al servicio de una empresa, no solo debe trabajar por un ingreso monetario, sino para crecer fuese dentro o fuera de la institución. El trabajador debe internalizar su papel en la vida misma, para qué ser mediocres, para que hacer las cosas sin ningún sentido, es mejor crear una linea de trabajo donde disfrutemos lo que hacemos.

LA BIBLIA Y EL MUNDO LABORAL


Nos dicen tantas mentiras a diario, que se convierten en verdades sutilmente, nos damos cuenta que la corriente nos lleva y asumimos comportamientos del mundo consciente o inconscientemente.

Efesios 6:5-8
Siervos, obedeced a vuestros amos terrenales con temor y temblor, con sencillez de vuestro corazón, como a Cristo; no sirviendo al ojo, como los que quieren agradar a los hombres, sino como siervos de Cristo, de corazón haciendo la voluntad de Dios; sirviendo de buena voluntad, como al Señor y no a los hombres, sabiendo que el bien que cada uno hiciere, ése recibirá del Señor, sea siervo o sea libre.

2 Tesalonicenses 3:10-12
 Y cuando estábamos con vosotros os ordenábamos esto: que si alguno no quiere trabajar, tampoco coma. Ahora oímos que algunos de entre vosotros andan desordenadamente, no trabajando en nada, sino entrometiéndose en lo ajeno.  A los tales mandamos y exhortamos por nuestro Señor Jesucristo que, trabajando sosegadamente, coman su propio pan.

Es evidente que la conducta laboral también está en la Palabra de Dios, nuestro deber es reflejar los valores cristianos y el amor de Dios en todo tiempo, bien sea en el trabajo, en el hogar, en los estudios, con los amigos.  Añado también este versículo que muestra como el ser proactivos está en los planes de Dios.

Filemon 1:22
Te he escrito confiando en tu obediencia, sabiendo que harás aún más de lo que te digo.


Te ofrezco estos cursos que te ayudarán en tu vida laboral.

María Müller Noria

Creyente de Dios, emprendedora digital, usando mi cerebro al máximo y accionando en la realización de mis sueños.

Mi Instagram es @MullerDigital