Emprender Sin Temor Al Rechazo.

Hoy quiero hablarte de emprender, recientemente he hablado con varias personas que andan iniciando sus proyectos de negocio y estos se encuentran haciendo plan A – B- C – D y hasta la Z… piensan así, por si no les da resultado el emprendimiento, pareciera que creen más en los planes secundarios que en el primario y esto prela en gran medida al emprendimiento ejecutado y muchas veces sucede que ni se logra llevar a cabo.
Ahora bien, como bien sabemos la neurociencia ha avanzado a pasos gigantesco y acelerados en estos últimos 20 años, lo que ha permitido hacer descubrimientos que para mí como cristianas están en la Biblia, pero que la sociedad tiene que asegurarlo con estos estudios, lo que para nada molesta mi fe, más bien me alegra mucho la confirmación y base de lo que se descubre humanamente.

Por Qué Da Miedo Emprender:

El cerebro está diseñado para no ser rechazado, en caso de ser un emprendedor tienes que tener este aspecto en cuenta y NO rendirte, inmediatamente que recibas un no por respuesta debes impulsar tu ánimo a un nivel mayor para no decaer, ojo con esto, porque también debemos tomar en cuenta la perspectiva realista del asunto, muchas veces los no son para redimensionar el producto de manera que si pueda funcionar.
“Hay que saber aceptar un buen consejo cuando corresponde” señalan Eduardo Macías y Beatriz Fernández – Crepes & Waffles, su historia es la siguiente: Dos estudiantes del CESA se asociaron para abrir en Bogotá una pequeña crepería estilo rústico francés. Un día una señora entró a la cocina, le dijo a Beatriz que sus waffles eran “horribles”, y le enseño una receta que actualmente se sigue usando y que ha llevado a Crepes & Waffles ha tener más de 54 puntos, en Colombia y 6 países más. Años después, Beatriz admite que esa desconocida le dio a su negocio el impulso que necesitaba. Hay que ser lo suficientemente humilde y receptivo para saber aceptar un consejo, aunque también es necesario aprender a separar los buenos consejos de los malos.

El Cerebro Y El Emprendimiento:

Emprender es un modo de vida, al igual que lo es pertenecer a una organización como empleado, la información que le enviemos al cerebro para procesar el nuevo estilo de vida que llevemos, son más cosas pendientes por analizar, llevar a cabo y sobre todo sociabilizar tu producto, un emprendedor no puede estar encerrado en cuatro paredes.
Peter T. Bryant y Elena Ortiz Terán escribieron un libro que habla sobre el cerebro del emprendedor, ellos afirman que en efecto los emprendedores tienen una forma distinta de pensar y por eso su capacidad para no rendirse rápidamente. En esencia el libro contiene una serie de estudios científicos, hechos a emprendedores y a empleados, los emprendedores se abalanzaban más rápido a responder que los empleados aunque la pregunta estuviese confusa, intentaban siempre responder. Es simple, los emprendedores desarrollan habilidades para resolver los problemas de forma inmediata. No se lamentan, ni se quejan tanto, van por más.

Acciones A Tomar:

La principal acción es no declinar, sin emprendiste planificadamente entonces por qué temerle al fracaso, inclusive si quiebras recoge las ideas y experiencias valiosa, desecha los errores y vuelve a empezar, la vida está llena de obstáculos, para los que emprende, emprender es aprender cada día e infinitamente.
El uso de herramientas internas y externas te harán caminar el trayecto correcto, no hay forma de saber que nos depara el futuro, más que ir y averiguarlo por nosotros mismos.
  • EL CEREBRO NO FUE DISEÑADO PARA EL RECHAZO.
  • LOS NO SON DUROS DE PROCESAR.
  • LEVANTAR LA VOZ DE FORMA PROFUNDA Y NO AUTORITARIA.
  • SER SERVICIAL IMPLICA CONECTAR MÁS RÁPIDO CON OTROS.
  • REDUCIR EL MIEDO LO ES TODO.
Valora tu tiempo y crece con conocimiento, el tiempo es el activo más valioso que tenemos.

María Müller Noria

Creyente de Dios, emprendedora digital, usando mi cerebro al máximo y accionando en la realización de mis sueños.

Mi Instagram es @MullerDigital