ATREVERSE O ESPERAR – ¿QUÉ HACER ANTE LOS RETOS DE LA VIDA?

Siempre me he preguntado qué es lo mejor para cada situación, si esperar o tomar una decisión. Muchas veces es una o la otra, pero como saber en qué momento detenerme o en qué momento atreverme.

Yo me he equivocado tantas veces en la vida, que en estos días me puse a pensar en esto y me decía entonces qué hago, espero siempre a que pase algo para accionar o me atrevo. Evalué que me ha ido bien de las dos formas y me encontré con esta disyuntiva existencial.

Si vamos a la Biblia mencionaré estos dos versículos que son parte de la historia de David y de Josué.

Salmos 40:1
Al Señor esperé pacientemente,
y Él se inclinó a mí y oyó mi clamor.

Josué 1:9
¿No te lo he ordenado yo? ¡Sé fuerte y valiente! No temas ni te acobardes, porque el Señor tu Dios estará contigo dondequiera que vayas.

Paciencia e ir,  si notamos ambos versículos seguimos con la disyuntiva, por esto solo entiendo que cada día trae su propio afán y entiendo y sé  que no debo asumir como lo estaba haciendo, todo era atreverme y no esperar la voz de Dios para que me guiara y saber qué hacer, o que todo era esperar y Dios queriéndome bendecir y no podía porque yo no me movía, él quiere estar conmigo donde quiera que yo vaya. Entiendo que desea abrirme puertas, que desea que yo me anime a hacer cosas para él conforme a su voluntad.

Mateo 6:34
Así que, no os afanéis por el día de mañana, porque el día de mañana traerá su afán. Basta a cada día su propio mal.

Cada día pregúntate me muevo, espero, camino o me detengo porque tú lo harás Señor.

Si estás en un trabajo, si estás en tu negocio, una situación familiar, tu vida estudiantil o tu vida en la iglesia, te recomiendo siempre activar el cerebro que Dios te ha dado, conviértete en una estratega y actúa en consonancia con el espíritu; es decir vas adquiriendo esa fortaleza interior que te permitirá tomar decisiones acertadas en cuanto qué hacer en el momento oportuno.


Si necesitas ayuda en este tema escríbeme en mi formulario y cuéntame qué necesidad tienes, qué no te permite avanzar, o si por el contrario eres muy acelerada y comienzas muchas cosas, pero terminas pocas.

María Müller Noria

Creyente de Dios, emprendedora digital, usando mi cerebro al máximo y accionando en la realización de mis sueños.

Mi Instagram es @MullerDigital