5 COSAS DE LA VIDA QUE LE TENEMOS MIEDO CUANDO SOMOS JÓVENES

Este post es muy general, va a todo aquel que sienta tanto o más miedo que yo en algunos aspectos naturales de la vida, y aunque yo he superado muchos es inevitable sentir miedo, es parte de la vida tener dudas, sentir miedo, sentir ansiedad por el futuro, la cuestión viene a ser dañina cuando le damos cabida a esto y no entendemos que sentir miedo o duda no significa que debemos paralizarnos y no continuar.

La expresión “la vida” es muy usada para definir un todo y a la vez un nada, si, así de confuso es, pero para mi la vida lo engloba Dios, pues La Biblia señala en Apocalipsis 1:8

 Yo soy el Alfa y la Omega, principio y fin, dice el Señor, el que es y que era y que ha de venir, el Todopoderoso.

Basado en esto, como no atribuirle el concepto de vida a Dios, el cual nos da aliento del Todopoderoso me da vida (Job 33:4) y me permite lograr los objetivos que me planteé y aprender de los fracasos inevitables de esta linea del tiempo llamada vida.

A QUÉ LE TENEMOS MIEDO CUANDO SOMOS JÓVENES


A muchas cosas le tenemos miedos pero hoy nombraré solo cinco:

ENFRENTAR CIERTAS ACCIONES EN LA VIDA


Precisamente le tenemos miedo a enfrentar las vicisitudes de la vida, cuando nos atacan los problemas (y más cuando vienen seguidos) huimos sin importarnos nada (hablo con voz propia este punto). Enfrentar una entrevista de trabajo, un día de universidad, un día en una reunión social para muchos es fácil para otros no, estos aspectos cotidianos para lo cual debiéramos estar preparados no lo estamos, así es que es momento que enfrentes esta parte de tu vida con ejercicios como hablarte a ti mismo y declarar victoria sobre cada cosa que emprendas, si algo aprendí yo es a repetirme cada promesa del Señor plasmada en La Biblia en voz alta y audible para que si sucede algo malo no me desvíe del propósito real por el cual fui creada.

AL QUE DIRÁN


Aunque muchos digan que no le tienen miedo a esto con la llegada de las redes sociales me he dado cuenta que si se le tiene miedo al que dirán las indirectas van y vienen cuando alguien es criticado en su manera de actuar, o cuando alguien ha decidido no seguir el patrón de vida que otros le tenían. Son muchos aspectos, pero hoy no quiero enfocarme en nombrarlos ni hacerte entender que tu y yo si le tenemos miedo a las críticas, sino quisiera agregar en como enfrentarlas con esta pequeña historia que un día me regaló una profesora:

“Algunos escogemos ser esponjas y absorbemos todo lo que nos dicen hasta llenarnos de comentarios negativos y positivos y hacernos pesado y pocos ligeros para movilizarnos en los distintos retos que tienen la vida, otros somos como las hojas del árbol, por más fuerte que sea la lluvia las gotas siempre resbalan sobre las hojas hasta quedar secas y brillantes nuevamente, ¿Escoge quién quieres ser tu, si esponja u hoja de árbol?”

Con esta historia que ha marcado mi vida desde los 17 años que la escuché puedo entender siempre que no debe afectarme sino más bien que esos comentarios me pulirán y me harán más fuerte.

A NO LOGRAR LO QUE ME PROPONGA

Todos los eres humanos tenemos metas a lograr, yo recuerdo que en el último año del bachillerato tuvimos una conversación varias compañeras de clases acerca de lo que queríamos lograr y de algunos bienes materiales que queríamos obtener en la nueva etapa que se avecinaba y para mi sorpresa y total impacto hasta el día de hoy una de las compañeras más brillantes de la clase quería ser “ama de casa” tener solo un hijo y tener su casa muy limpia y pasar todo el día allí esperando a su marido, todas nos quedamos en silencio, pero hoy en día entiendo que esa era su meta, no sé si valida o mediocre, pero era su meta y quiero decirles que lo logró y a menudo suelo verla y es feliz. Al contrario de otras que no pudieron estudiar en una universidad como se habían planteado.

A CASARME CON QUIÉN NO DEBA O A NO LLEGAR A CASARME


Aunque ahora la generación millenials no desea casarse (según las estadísticas) este sigue siendo un sueño para muchas personas, el miedo viene cuando piensan en el fracaso matrimonial, cuando piensan en que no se casaran con la mujer o el hombre correcto, cuando están esperanzado en casarse con alguien de un mayor nivel económico y ven el matrimonio como una solución a sus problemas, son tantas variables que se presentan en un joven al momento de pensar en el matrimonio.

Lo mejor que puedes hacer es relajarte y entregar tu ansiedad en las manos de Dios, anotar como quieres al compañero de tu vida y a relajarte en cuanto a este tema, no es algo que debas controlar, pero si filtrar muy bien, es una decisión que marcará tu vida para siempre continúe o no la relación.

MIEDO AL FRACASO


¿Y sí fracaso como mis padres qué?, está es la preguntas de muchos, ¿Y sí no tengo las fuerzas, ni las oportunidades para lograr lo qué he pensado, anhelado y anotado en mi lista de cosas a lograr?, ¿Qué pasaría?, y no solo nos hacemos todas estas preguntas, he visto como muchos no lo han intentado para que estas respuestas no sean negativas, yo no los llamaría cobardes, yo los llamaría invalidados para aceptar el fracaso momentáneo, limpiarse las rodillas, los codos y seguir adelante, es difícil generalizar el por qué muchos no se atreven, lo único que puedo decirte es lo que le digo a mi hijo siempre pídele ayuda a Dios, sea que puedas o que no puedas, enséñale a tu mente a trabajar en equipo y qué mejor que tener a Dios de tu lado.


Aunque suene trillado mi consejo es a mirar siempre desde cualquier ángulo tu vida, déjate guiar por Dios para evitarte amarguras y lidiar con malas decisiones, también a entender que si la vida es Dios y el sopló aliento de vida sobre nosotros no nos trajo a sufrir eternamente hasta que partamos con él.

María Müller Noria

Creyente de Dios, emprendedora digital, usando mi cerebro al máximo y accionando en la realización de mis sueños.

Mi Instagram es @MullerDigital