5 Ventajas que seguramente no sabías tiene la Zona de Confort

Hoy les vengo a traer un post que no está en sintonía con las corrientes de opiniones de hoy en día, pues evaluando un poco la tendencia motivacional de hoy en día me doy cuenta que alguien influyente lanza un pensamiento y todos lo repiten sin analizar bien las consecuencias que esto puede traer para su vida y su proyecto de emprender.

La Zona de Confort

Zona: Una zona es una extensión de terreno de dimensiones considerables y que presenta una forma de banda o franja. También, resulta ser la parte de un terreno o de una superficie encuadrada entre ciertos límites; la extensión de terrenos cuyos límites se encuentran determinados por cuestiones administrativas o políticas.

Confort: es aquello que produce bienestar y comodidades.

Ahora bien, la llamada Zona de Confort es un área donde las personas señalan lo siguiente:
1.       No crece nada allí,
2.      No se puede lograr nada, 
3.      Es un área de estancamiento, quizás haya algo más allá, pero como se está "cómodo" no se avanza.
La zona de confort nos las repiten tanto actualmente que pareciera que ningún lugar es el ideal, si estamos en un sitio, casi que sin evaluar, nos indican "estas en la zona de confort"

En primer lugar, si no saben tu camino, quizás estés detenido, porque estás en ese nivel, entonces en su totalidad no estás detenido, estás avanzando en una velocidad de tortuga, siendo constante, pero no todos lo notan, lo notarán cuando llegues a la meta. Si hablamos en términos de auto, cuando uno maneja no siempre lleva la misma velocidad todo depende de la autopista y el tráfico, por lo tanto no todo puede ser la "zona de confort".


En segundo lugar, las pausas y los descansos son necesarios, y no cada cierto tiempo, son necesarios diariamente, pero sabemos que cuando estamos en un proyecto estas pausas disminuyen y accionamos con una velocidad mayor a cuando ya el proyecto alcanza cierto nivel. Entonces no estás en una zona de confort, tomarse unos minutos, horas o días es parte del proceso de acción cuando emprendemos. De hecho "descansar" es un verbo y estuvo dentro del plan de Dios cuando hizo el mundo. (Génesis 1).



El cerebro y la zona de confort
Nuestro cerebro es literal, por eso he creado dos cursos que le permite al emprendedor saber cómo funciona su cerebro para que pueda emprender disminuyendo notablemente los riesgos. Hago esta mención sobre el cerebro y la zona de confort porqué para los coach esto es lo que significa la zona de confort:

La zona de confort es un estado de comportamiento en el cual la persona opera en una condición de "ansiedad neutral", utilizando una serie de comportamientos para conseguir un nivel constante de rendimiento sin sentido del riesgo (White 2009).

En otras palabras, la zona de confort en el área de coaching es cuando una persona no avanza porque sencillamente no quiere asumir riesgos, entonces es cuando podemos estar de acuerdo con esta terminología, pero sabemos que nuestro cerebro al no conocer estas diferencia no lo asimila así, y más bien el estar quieto, por las razones que he mencionado arriba, nos produce más bien que estamos fracasando.

Resultando que el fracaso viene cuando accionamos, por accionar, sin plan ni propósito, sin incluir las pausas necesarias, sin evaluar lo que estamos haciendo y redimensionar las veces que sea necesario, si no nos detenemos no podemos ver la línea del tiempo que estamos viviendo.

5 Ventajas que seguramente no sabías tiene la Zona de Confort



Nos permite ver los errores: Quedarse quieto el tiempo que tu mismo consideres necesario te ayudará más que seguir caminando sin ir a ningún lado.

Podremos reponer energías: Cuando estamos quietos, tomamos aguas, nos limpiamos las rodillas si hemos caído, nos limpiamos el sudor de la frente, tomamos aires y podemos continuar, tu zona de confort es necesaria y debes incluirla en tu plan de acción.

Nos lo merecemos: confort significa también tener una cierta comodidad en tu labor diaria, yo por ejemplo tengo 7 años ya trabajando desde casa y a veces me encuentro con personas o potenciales clientes que me dicen que estoy en una zona de confort, que debería ir a la calle, cumplir 8 horas de trabajo, tener un jefe gruñón o bipolar (en el mejor de los casos) porque estar aquí en mi casa o viajando enseñando a otros emprendedores y freelance es mi zona de confort; pues un tiempo les dí la razón y me cuestioné, pero entendí que esto es lo que quiero que me va increíblemente bien, y que esta no es mi zona de confort, este es mi proyecto el cual he trabajado mucho por ello.

Generamos mayores y mejores ideas: Mientras estamos tomando la pausa en los delicados pastos de Dios (Salmos 23) podremos generar una idea mejor que evolucione nuestra idea principal y apenas terminemos de recargar energías venimos con más trabajos pero felices, que es el fin de la vida.

Nos hace ver quién está a nuestro alrededor: Cuando vamos caminando no podemos ver quién está a nuestro lado de manera detallada, igual pasa cuando accionamos un emprendimiento, muchas veces no valoramos a los que nos están apoyando y en cambio si le damos importancia a las personas que se están sumando, pero que no vienen con la misma lealtad de los verdaderos. Cuando estamos en la zona de confort podremos ver exhaustivamente quién está con nosotros.

Zona de confort: mi lugar favorito.



La zona de confort se ha convertido en mi lugar que imagino con un buen sofá y una ventana muy amplia que da hacia el exterior e interior de mi vida, es necesaria, vital y muy útil para mi emprendimiento.


Te invito a que diariamente la visites, pero eso si no te quedes mucho tiempo allí.



No ames el sueño, no sea que te empobrezcas; abre tus ojos y te saciarás de pan. (Proverbios 20:13).

María Müller Noria

Creyente de Dios, emprendedora digital, usando mi cerebro al máximo y accionando en la realización de mis sueños.

Instagram