5 motivos para que mantengas tú idea de ser emprendedor en esta era digital

¿Haces lo qué te gusta, o lo qué te conviene?


Muchos comenzamos nuestra experiencia laboral bajo la relación de dependencia, popularmente dicho, como empleados, tiempo donde adquirimos mucha experiencia, lo que se agradece, pero como todo avanza, los sueños, las expectativas y las metas también avanzan, allí es donde nace la inquietud de encontrar la independencia laboral.

No sé si es tu caso, pero en realidad son muchas las personas que han permitido que la necesidad, comodidad, o incluso la costumbre marquen pauta en su vida, aún en medio de una sociedad en constante movimiento, lo que debería hacer más familiar es la decisión de dar un giro a las costumbres; quizás sea el miedo al cambio, la llamada zona de confort, la seguridad de un 15 y un 30, el no arriesgarse a comerse las verdes por un tiempo hasta que lleguen las maduras, ó tal vez, la más significativa de todas, el miedo al fracaso, que ha llevado a una gran parte de la sociedad a mantenerse haciendo lo que le conviene, y no lo que le gusta.

En esta era digital todos esos argumentos pierden validez, la diversidad de opciones, no sólo para impactar, sino para hacer seguimiento, para controlar y verificar, desde donde estés, sin necesidad de renunciar por completo a lo que hoy haces, sin necesidad de abandonar todo de un día para otro, es accesible, tienes muchas oportunidades para comenzar tu camino de emprendedor, sin dejar lo que haces hoy, mientras tu negocio “agarra forma”. ¡Ya no hay excusas!... Sólo tienes que encontrar motivos.  
Nunca lo olvides, no hay mayor satisfacción que trabajar por pasión y no por necesidad, en un mundo tan diverso, hay espacio para todos, lo que asegura el éxito no es a lo que te dedicas, sino cómo lo haces.

¿Ganas conforme a cuánto trabajas?

Cuando trabajamos bajo dependencia laboral, una de nuestras principales expectativas está en el paquete salarial que ofrecen, parece que en realidad fuera lo más importante, las empresas en las que anhelamos trabajar no son determinadas por su cercanía a lo que nos gusta desempeñar, sino por los beneficios que ofrecen, beneficios que son limitados.

Todos anhelamos la famosa libertad financiera que lejos de ser aquello que nos vuelve millonarios, es aquello en lo que nosotros podemos controlar en cuánto ganamos, conforme a cuánto trabajemos, lo que no se logrará jamás como empleado, y es sólo como emprendedor que puedes ver eso, ¿Quién no lo anhela?, pero no es sólo con anhelo, es con mucho esfuerzo, con mucha constancia y muchísima disciplina que logras ver ese tipo de resultados.

Calcula el tiempo que inviertes desde que despiertas hasta que regresas a casa, ¡Sí! Desde que te despiertas, muchos despiertan 2 o 3 horas antes de su horario de llegada a la oficina por lo lejos que les queda de su hogar o por la dificultad del transporte, lo ideal es llegar más temprano a la oficina para que el horario de trabajo no se tope con tu desayuno, lo correcto es desayunar antes y a la hora indicada estar sentadito en el escritorio con la computadora prendida y los programas cargando, y todos los “detalles” que nos acompañan en un día laboral. Hago referencia a esto, porque así o más apasionado debe ser el comportamiento de un emprendedor, despertar lo suficientemente antes para que puedas organízarte y dentro del horario que escojas dedicarle, estés al 200%, ¿Por qué si lo hacemos para otros, nos cuesta tanto hacerlo para nosotros mismos?.

Sólo la disciplina y la constancia harán posible tu sueño de alcanzar la libertad financiera que tanto deseas, y poder materializar el anhelo de ver la proporción ideal entre desempeño e ingreso.

No necesitas mucha inversión para llegar a la gente

El uso de los medios digitales para emprender un negocio, viene a ser hoy en día el primer recurso, por varias razones, pero las más destacadas son: 0% de inversión, mayor alcance de publicidad y 100% de cercanía a nivel de contacto con el cliente.

En estos tiempos el mundo digital ha sido determinante para el impulso de muchas marcas, los usuarios de estos tiempos están muy relacionados con las redes sociales, los profesionales de hoy buscan todo tipo de relación, información, comunicación y sobre todo publicidad en la web.

Si les ha servido a ellos, ¿por qué no te puede funcionar a ti?, hoy en día, el que no tiene PC, tiene Laptop, sino tiene Tablet, sino como mínimo tiene un teléfono Android, y son muchos los que tienen al menos 2 de las anteriores, sería suficiente con uno para saber que tus potenciales clientes tienen el medio para encontrarte y conocerte.

Tú, sólo necesitas 2 elementos, que de seguro ya los tienes, PC/LAPTOP, y teléfono Android,  y si existiere el caso de poseer PC/LAPTOP, con alquilar una un par de horas para tus publicaciones es suficiente y haces el seguimiento por Telf.; es decir, no te estoy dando el modelo, te estoy dando una idea de lo que necesitas o no, antes, para hacer publicidad, aparte de haber un gran protocolo con los organismos – por la permisología - , y con todo lo que resultaba invertir en publicidad impresa, que era entre los medios, quizás el más económico; ya que presa, radio y televisión siempre ha sido mucho más costoso; era todo un proceso, aquí es donde agradecemos a esta valiosa y tan nombrada era digital,  todo es más práctico, mas económico, y con un mayor alcance que no se limita sólo a tu ubicación geográfica, sino que traspasa barreras, lo que va más allá de la imaginación.
Te aseguro que te puedes sorprender.

Derroche de creatividad

Hay empleos donde te permiten crear, donde es posible hacer drenar “ligeramente” tu creatividad, pero todo tiene límites, por más seguro que estés de que puede dar excelentes resultados, si no le gusta al jefe ¡No va!, recuerdo un caso particular, donde un jefe una vez me llamó para pedirme opinión acerca de algo, y hablé y le agradó y lo tomó, luego de eso, mi mente fue un poco más allá de donde había quedado en esa conversación y mi jefe, como no entendía, bien cortante dijo “No te pongas creativa ahora”, eso lamentablemente me llevó a hacer exclusivamente conforme a lo que me pedían, hasta el día que sentí que, literalmente, me estaba quemando, fue el momento de salir de ahí y buscar mi libertad creativa.

No se trata de que uno se vuelva loco después, se trata de permitirte probar, identificar, y conocer los gustos y necesidades de tus clientes, sin dejar que tu creatividad se seque, el mundo en general es creativo, está hecho para derrochar la creatividad, no para vivir como robots – así me sentía -, y no hay mejor tiempo para drenar, para alimentar, para conocer y para ofrecer tu creatividad que esta maravillosa era digital, donde la versatilidad, de los que ofrecen y los que buscan es amplia ¡Hay espacio para todos!, tu creatividad es lo que te hará marcar la diferencia entre millones.

Calidad de Vida

Sin duda alguna, todos queremos sentirnos, cómodos, libres, con esas sensación de “No le rindo cuentas a nadie”, sin el cansancio que la calle y el tráfico frecuente acumulan en el cuerpo, sin el estrés de soportar aquellas cosas que pagarías por no tener que soportar, pero, aunque la vida del independiente no te exime de eso,  al menos te da la oportunidad de escoger, a quién sí, a quienes no, y cuando si ó cuando no soportar.

No creas que el ser independiente es sinónimo de vivir relajado, eso te causaría una total desilusión, la diferencia está en que, aún cuando debes esforzarte, cuando requiere muchísima dedicación y empeño, calidad y pulcritud en lo que haces, el saber que es para tí, y que en algunos casos puedes escoger cuando hacerlo, y cuando se es bien planificado, organizado y disciplinado, abres perfectamente el espacio para la vida familiar y/o social.

Estar feliz, sentir pasión, sentir ganas, querer hacer lo que haces cada día son las variables que diferencian entre un simple trabajo por necesidad, y disfrutar de tu trabajo, que además te genera excelentes ingresos porque la pasión siempre queda impresa en la calidad del trabajo.

Hacer lo que te gusta, ganar dinero por eso, encontrar la libertad financiera, tener espacio para la vida familiar y social, se traduce en Calidad de Vida, lo que marca la gran diferencia entre poder dormir y descansar.


Te aseguro que de todo esto no disfrutarás en el primer año, no sé si en 2 siguientes, pero te garantizo que valen más 3 años de trabajo duro para estabilizarte, que 25 años de servicio que no pasan de un reconocimiento público y un botón.

María Müller Noria

Creyente de Dios, emprendedora digital, usando mi cerebro al máximo y accionando en la realización de mis sueños.

Instagram